La importancia de la portada

Screen shot 2016-02-19 at 16.58.59

En las mesas de las librerías se muestran las novedades más atractivas y con las mejores portadas; y las librerías digitales hacen lo mismo en sus páginas de inicio. Esto es algo en lo que insisto muchos a los autores que me contactan a través de mi página web; y es que lo primero en lo que se fija un lector es en la portada de los libros y en su título. Por eso es importante insistir en esto, la portada tiene que ser atractiva y profesional y esto lo deben de tener muy en cuenta los autores que se autopublican por varias razones:

  1. Porque hay una competencia enorme.
  2. Porque el punto débil de la autopublicación es un diseño pobre y amateur.
  3. El objetivo de la portada es, además de proteger el libro, ser un instrumento de venta y esto el escritor que se autopublica debería tenerlo muy en cuenta.

Entonces, ¿Por qué es tan importante una buena portada?:

1. La portada es la primera página exterior del libro

Incluye el título, a veces un subtítulo, el nombre del autor, el nombre de la editorial y, en ocasiones, la mención del género (thriller, policíaca, romántica….) y una imagen atractiva y de impacto. Y es esta imagen, precisamente, lo que va a atraer la mirada del lector.

2. La portada es el primer contacto del lector con el libro

Sintetiza el libro reflejando la promesa del contenido. Con el título y con la imagen, el lector empieza a imaginar la historia y a decidir si le interesa o no. Y esto es lo que va a hacer que el lector empiece a leer el libro y a comprobar que sus hipótesis sobre las expectativas a partir de la cubierta eran ciertas. Por eso la portada es, sin duda, la carta de presentación del libro.

Según un estudio del Wall Street Journal, una persona dedica ocho segundos a mirar la portada de un libro y quince para leer la información de la contraportada. Así que ya veis, no tenéis mucho tiempo para convencer a vuestros lectores, ya sea en una librería física o en una librería on line.

3. Un diseño pobre, empobrece la imagen de tu libro

Esta es, como hemos comentado antes, una de las debilidades de la autopublicación; las portadas con diseños pobres y poco atractivos. Cuando visitamos algunas páginas de autopublicación lo que se ven son libros con un aspecto mediocre si los comparamos con los libros de las editoriales tradicionales. Y está claro que los recursos de una editorial son mayores que los de un escritor independiente que se autopublica, pero el gran problema de la autopublicación está en que un buen libro se publique con un diseño interior pobre y una portada mediocre, porque entonces no llegará al lector.

4. El error de un diseño amateur

Si un autor que no sabe maquetar y no sabe diseñar, decide hacerlo él mismo, el resultado será amateur y poco profesional. Y esto no es lo más adecuado para la imagen del libro. Merece la pena encargar el diseño de tu libro a un diseñador de portadas profesional, se notará la diferencia. Eso no quiere decir que no haya autores que consigan diseños atractivos por sus propios medios y que el diseño interior sea el adecuado. Pero si un editor se pasea por una de estas páginas de autopublicación, puede detectar rápidamente que portadas las ha diseñado el propio autor y cuáles han sido realizadas por diseñadores profesionales.

Así pues, el objetivo de una buena portada es comunicar la idea: “Soy interesante, cógeme en tus manos y obsérvame más detenidamente”; y el objetivo de la contraportada sería convencerte: “ ¡Cómprame!”

 

Imagen: PhotoDollarClub

 

Fuente: www.jepensepublier.com