Las técnicas y cualidades del escritor

Las cualidades de un buen escritor y de un buen libro

Un escritor debe tener unas cualidades que le ayudarán a desenvolverse bien en el mundo de la escritura y a poder dedicarse a ello profesionalmente. Un escritor debe sentir pasión por la escritura, tiene que ser disciplinado, ser buen lector, humilde, curioso, imaginativo y  dominar un estilo  literario y una técnica que le diferencien de los demás escritores. Pero lo más importante para un escritor es su actitud: pasión, concentración y foco sobre lo que va a escribir, productividad y sobre todo mucha motivación. A partir de aquí,  debe trabajar  su técnica   teniendo en cuenta  los siguientes aspectos de su novela si quiere ganarse a los lectores y a la crítica:

 1. Las ideas en bruto

El escritor debe aprender a reconocer las buenas ideas en bruto para darles forma después en la trama de la novela. No hay que desperdiciar ninguna idea por muy ridícula que parezca. Anótalas todas en tu libreta y en su momento sabrás cuáles te sirven y cuáles no.

 2. El argumento

Los buenos argumentos atrapan a los lectores que no podrán  dejar de leer. No hay mejor “argumento” para leer una  novela  que un buen argumento, valga la redundancia.

 3. La investigación y la documentación de la novela

Cualquier buen escritor necesita  investigar y documentarse bien  para que su novela sea creíble. Una buena documentación  no solo mejorará tu escritura sino que aumentará la credibilidad de los lectores hacia tus libros.

4. El boceto o escaleta

El secreto de los mejores escritores está en hacer primero una buena escaleta o guión de la estructura de sus novelas para que la trama se sostenga bien y no se derrumbe en medio de la historia.

5. La creación de personajes

Un buen escritor es el que sabe conseguir personajes vivos, complejos memorables, potentes y creíbles. Huye de los personajes planos que parecen monigotes de un cómic. Los buenos personajes deben tener volumen,  tiene que estar vivos y los hacen crecer y evolucionar.

6. Las primeras líneas de un buen comienzo

El inicio de un buen libro atrapa a los lectores solo con las primeras líneas. Si el arranque es bueno, el lector no soltará tu libro hasta terminarlo. Si no lo es, seguramente no pasará de los primeros capítulos.

7. Diálogos potentes

Los diálogos  buenos deben hacer avanzar la acción. De lo contrario, frenan el ritmo y la trama no avanza, aburriendo al lector.

8. La construcción y estructura de los capítulos

Construir bien un  capítulo es tan importante como construir bien tu novela. Los capítulos son los ladrillos con los que  se construye la trama y esos ladrillos deben estar bien puestos y bien fijados  a la estructura de tu novela,  o esta se vendrá abajo.

9. Crear suspense

Cualquier novela debe  tener suspense e intriga para provocar el interés del lector. Da lo mismo que se trate de un thriller, una novela romántica o narrativa contemporánea.  La trama debe tener elementos que intriguen al lector.

10. El desenlace

El desenlace debe dejar satisfecho al lector y debe haber cerrado todas las incógnitas abiertas a lo largo de la trama. Aunque sea una novela que quieras continuar en una saga, no te olvides  de que el desenlace debe llegar a algún puerto y resolver lo que se haya planteado a lo largo de la historia, independientemente de que el autor deje la puerta abierta para una segunda parte. Y no te olvides: solo los libros buenos tienen buenos finales.

11. Un buen editing y una revisión de estilo

Antes hemos comentado que un escritor debe ser humilde  y es aquí, en el momento de la reescritura y el editing donde debe poner en práctica su humildad y no justificarse defendiendo todo lo  que ha escrito. A veces hay aspectos de una  novela que no son defendibles y el autor debe aceptarlo para reescribir su novela y conseguir un buen libro. El primer borrador es solo, eso, el primero.

12. El título y la portada

Lo primero que juzgan los lectores es el título y la portada de un libro, así que dale muchas vueltas al título antes de darlo por definitivo y si vas a hacer la portada, no dudes en encargársela a un profesional. El resultado será mucho mejor y más atractivo.

 

Image: AdobeStock