El arte atrae al arte

 

el arte atrae al arte

¿Sabíais que la creatividad es contagiosa? Pues sí, y por eso mismo el arte atrae al arte. ¿Qué quiero decir con esto? Pues muy sencillo: ahora que en verano todos tenemos más tiempo, podemos dedicar algo de este tiempo a atraer la inspiración a través del arte para que se nos contagie algo de la creatividad de artistas, escritores, músicos, actores… ¿Y cómo? Pues muy sencillo, cuanto más cerca estés de situaciones y personas creativas, más creativ@ serás, porque como ya he dicho antes, la creatividad es contagiosa. Os dejo cinco consejos muy apetecibles y fáciles de seguir  para atraer más arte y creatividad a vuestra vida y a vuestra mente. En estos días de vacaciones, relax e inspiración no te prives de dejarte contagiar por las cosas bellas que te inspiren y que te contagien su arte:

 1. Buen cine, buenas películas

Mejor una buena que dos mediocres. El cine es el séptimo arte, no te olvides. Da lo mismo qué género prefieras o cuál te apetezca en una noche o en una tarde de verano; si quieres contagiarte de creatividad intenta ver buen cine este verano. La clave está en encontrar películas que te hablen, que te den un mensaje para despertar las ideas  y proyectos que tienes dormidos y en “stand by”.

 2. Leer buenos libros

Igual que con el cine, da lo mismo qué género prefieras, lee mucho. Estar en contacto con los libros y con la lectura te ayudará a encontrar inspiración e ideas. Lo más importante es que sean libros que te lleguen, que te emocionen y te trasmitan ganas de seguir escribiendo y de seguir leyendo, por supuesto.

 3. Apreciar el arte y las imágenes con calma

Si lo que necesitas es darte un descanso de tu escritura creativa, relájate dejando que la vista se pasee por imágenes bellas, emocionantes e impactantes  sobre temas que te resulten atractivos y recorre  algún museo sin prisa, quizá deteniéndote solo en el cuadro que más te guste y déjate llevar… Observar  imágenes  y  obras de arte puede resultar muy edificante para la mente y muy relajante para el espíritu.  ¡Date el capricho y el gusto!

 4. Escuchar música

Lo bueno de la música es que puedes escucharla mientras haces otras cosas como practicar deporte, pasear, conducir, ordenar la casa, leer o mientras escribes. Pero también puedes escuchar música sin más, tumbado en un sofá o en la playa, dejándote llevar por los sonidos para que te inspiren y te relajen.

 5. Bailar

Bailar no solo es bueno para tu ritmo cardiaco sino que también aumenta tu nivel de energía. Estarás moviéndote, escuchando música y dejándote llevar por el ritmo y  todo al mismo tiempo ¿No crees que una buena sesión de baile puede inspirar a cualquiera?